Consejos y trucos

para que los niños se duerman



  1. Rutina: hay que hacer siempre lo mismo; a la misma hora, en el mismo sitio, en el mismo coche, la misma persona, etc. Cuanto más rutinario, más fácil que el niño concilie el sueño.

  2. El primer día no es aconsejable volver a casa hasta que el niño se haya dormido, aunque tarde 2 horas. Hasta que no ganemos esta batalla, no se ganará la guerra. Al día siguiente tardará mucho menos y en poco tiempo el niño se dormirá en cuanto le pongamos en el cochecito.

  3. No le hables mucho cuando va en el cochecito (un poco es bueno). Mejor que no te vea y procura tocarle lo menos posible.

  4. Un muñeco, un pañuelo o cualquier otro objeto (siempre el mismo), puede ayudar mucho. Si el niño llora o tira el muñeco, lo mejor es devolvérselo y hablarle con tranquilidad y dulzura. Tenemos que tener una paciencia infinita, pues finalmente el niño se dará cuenta de que esa vía no funciona.

  5. Y por supuesto, paséalo por un suelo empedrado o... Utiliza los BabySleepers!.

© Babysleepers, S.L | Aviso Legal